Archivos Mensuales: abril 2013

Un relato a la vorágine del alma…

vorágine del alma

Por un estrecho callejón averiado, va  divagando mi alma, intranquila y siempre tan pretenciosa…va por ahí atravesando obstáculos, pero a veces ingenua de la verdadera contingencia que acarrea la vida. A sabiendas de la mendacidad que la rodea, siempre termina afligida y consumada como si de nada sirviera la pericia de este reto que es vivir.

Y entonces camuflarse de inquebrantable parece ser la más sensata decisión, enfrentándose a la disyuntiva de intentarlo una vez más o de abandonar por completo y solo vivir de esa grata remembranza que le regalaron aquellos excelsos labios.

Esta amedrentada alma qué sabrá de su incierto destino, si esta vez una fémina silueta le ha movido su mano de un lado al otro y se ha marchado, le ha dicho adiós sin palabras y sin dar lugar alguno para la verdad.

No queda más que ese infaltable toque irónico que envuelve la vida, ese resguardo en un viento volátil y ese recuerdo ceñido en el tiempo, para así continuar conduciendo ligeramente el timón de esta alma, la fiel protagonista del presente relato, por ese soñado camino libre de fisuras y lleno de historias que, a la larga, terminarán prolongando aquel matiz etéreo de la vida y harán quizá lo propio con este punto final.

— Carlos Jaramillo —

Anuncios