Pocas veces

Pocas veces…

Pocas veces saldrán de sus labios…
Y es que tiene el poder de la palabra
Esa palabra que sabe abrirse paso y
llega directa al centro de su destino,
toda ella ardiendo como leña en la lumbre.
Unas veces, bajo el influjo de su retórica,
y otras, como hace tan poco,
gobernadas por su debida economía y precisión
(Sobre esto último se cimentarán
las siguientes míseras líneas)

-Vaya suerte- me diría un buen amigo,
al contarle que he podido conocerle.
Si se me diera por intentar algo
tan inútil como explicarles,
para empezar diría que es capaz de hacer
que aquellas palabras harto conocidas,
tan comunes en los mortales,
de hasta sencilla articulación fonética,
de repetido uso y desuso cotidiano,
esas de frecuente abuso hoy día,
(aspectos que bien podrían desdibujar el asombro o la dicha)
en su voz, sean todo un cosmos de paz,
regocijo, melodía infinita.
Quizá algo así como poesía…

Salido de sus labios, el sonido de los signos
emprende su camino serpenteado y agitado,
tan propio de esa bella atmósfera que nos es común,
pasa por allí dejando su aroma dulce,
como balsámico, y aunque es tan breve,
es suficiente para exaltar el halo estelar
que conforma su presencia.
De su boca, proviene el éxtasis, entregado
en besos o en palabras perfectas.
¡Dos magníficas presentaciones!

Pocas veces saldrán de sus labios…lo sé

¡Cómo arremetieron en las profundidades de mi ser!
¡Cómo detuvieron por un instante
el engranaje de mis vísceras!
¡Cómo temblé al saberme
fuerte y rendido ante el poder de su palabra…!
¡Al saberme destinatario de su lacónica resolución!
(Es seguro por esto último, he de aceptarlo,
que resulta todo de una naturaleza tan primorosa)
Los nervios, cada uno de mis nervios…
¿Qué puedo decir?
Solidarios, nobles en su labor,
transmitiendo la información súbita,
tejidos prolongados convulsionando,
envueltos en un juego
de señales e impulsos desordenados,
agitados como espuma que frota y acaricia
la suave arena de mar.
Y mis músculos todos,
comprimidos ante el puñal benévolo,
acompasados en una simultánea contorsión,
con fuerza abrazados
por sus escasas y dicentes palabras.
Y mis huesos, crujiendo por un instante
hasta el meollo, y sin embargo,
en una quietud paralela a la del tiempo,
siempre tan relativo.
Y mi piel, como una estepa,
atravesada por una doble y contradictoria intención:
cubre una actividad volcánica tan íntima
y descubre una serie de diminutas formas circulares
semejantes a las del ave sin plumas,
y no puedo evitar sentirme
un poco frágil y vulnerable.

Pocas veces saldrán de sus labios…

En un acto como poético, casi heroico,
esas dos palabras le han rasgado,
han brotado de su voz con ímpetu,
directamente cinceladas
en los recovecos de mi memoria…

Pocas veces saldrán de sus labios, ya lo he dicho…

Se me entenderá pues si pierdo la razón
No se me juzgarán los motivos
de escribir estas líneas.
Me será comprendido entonces si le respondo,
aunque de manera cobarde,
con sus mismas dos palabras: ¡Te quiero!

Carlos J.
Anuncios

Acerca de arkoriam

Si ignoramos infinidad de aspectos pertenecientes al plano de lo real, no me hago a una idea de cuán grande es nuestro desconocimiento del mundo fantástico. De alguna manera, vivimos de historias que oscilan entre esos dos cosmos y encontrar el valor que en ellas reside es la tarea de todo aquel hombre sensible e inquieto, cuyo objetivo no debe ser otro que buscar ser un poco menos ignorante cada día. Me gusta la Literatura y la comunicación audiovisual, escribir, leer y compartir con buenas personas, buenas charlas.

Publicado el julio 19, 2015 en Encuentro con la palabra, Poesía. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. un encuentro desconocido de acciones y sentimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: